¿Cómo aprender ahorrar?

Cuando hablamos de ahorrar muchas veces las personas creen en el mito de que no podrán disfrutar de su dinero. Así que en el post de hoy, quiero hablarte de ¿Cómo aprendí ahorrar?

La realidad de tener un presupuesto y llevarlo al pie de la letra provocará que realmente tengamos la libertad y seguridad de disfrutar nuestro dinero sin ningún tipo de remordimiento o cargos de conciencia.

Antes de comenzar a tener cuidado de mi dinero, era una súper, mega, extra irresponsable con mi dinero.

Cuando estudiaba y no tenía responsabilidades o compromisos de pagos, llegué a tener hasta tres trabajos.

Sin embargo, así mismo como cobraba me iba al shopping y gastaba todo mi dinero (gracias a Dios que en ese momento no sabía lo que era una tarjeta de crédito).

Claro algo que debo pensar que en aquel momento lo que tenía en mi mente era “gofio” (como decimos los puertorriqueños) no pensaba más que en estar a la moda, ser la envidia de todos…

Bueno…estupideces e inmadureces de esa edad…

El tiempo paso, me casé y cuando me casé tenía muchas discusiones con mi esposo porque quería seguir gastando como antes y la realidad no podía.

Tenía otras responsabilidades que debía cubrir y las que no había analizado.

Había que pagar hipoteca, agua, electricidad…y lo que viniera después.

El punto es que cuando me di cuenta que estaba a lo loco con mis Finanzas decidí hacer otra cosa a lo que había hecho siempre.

Entonces…

¿Cómo aprendí ahorrar?

Organizar mis deudas, planificarme y pagar todo lo que tuviera en deuda para poder disfrutar mi dinero realmente.

Fue un proceso difícil, es como estar en rehabilitación, estás acostumbrado a tener X comportamiento y de repente lo tienes que dejar porque quieres lograr otras cosas.

Como he mencionado en otros posts, fueron muchas emociones que viví.

Me enojé conmigo misma por todas las malas decisiones que había cometido, pero esto me sirvió de aprendizaje para saber decir que no a muchas cosas que no necesitaba.

Estaba acostumbrada a comprar ropa, cartera y zapatos nuevos mensualmente, me TENIA que estrenar algo semanalmente o cada dos semanas…

En ese proceso, decidí comenzar a cuidar mis cosas, comprar cuando realmente lo necesitara.

Comencé a repetir ropa y a trabajar con mi seguridad y mi yo interior.

Me había dado cuenta que realmente el tener cosas no era algo de mi personalidad o de mi carácter.

Era algo que la sociedad quería que fuera así, para complacer a gente que al final no era reales conmigo.

Así comencé a darme cuenta de lo equivocada que estaba y en que era mejor tener menos y disfrutar más de aquello que no podía comprar…ser feliz.

Una vez que decidí salir de las tarjetas de crédito y préstamos que tenía, pude ver como mis ahorros comenzaron a crecer.

Puse mi dinero donde debía estar, donde realmente quería que estuviera, parten en mi cuenta de ahorro y la cantidad que me había establecido a disfrutarlo como debía ser de manera organizada y planificada.

Y lo mejor de todo, SIN REMORDIMIENTOS.

Hoy día, sigo conduciendo el mismo auto que tenía desde que estaba en la Universidad, no tengo deudas de tarjetas de crédito ni préstamos personales y realmente disfruto de lo que quiero hacer con mi dinero.

En conclusión, yo le digo a mi dinero a donde ir y nadie más lo hace por mí.

Ahora te pregunto, ¿tu dinero va donde quieres ir o tiene que ir a donde no quieres que vaya? ¿a las deudas?

¿Cuándo tomarás la decisión más importante de tu vida? ¿Cuándo comenzarás a tomar el control de tu dinero y no dejarte llevar por otras cosas?

Déjame ayudarte a organizar tus finanzas y veras como todo poco a poco ira mejorando con tu dinero.

Te espero en el próximo post, recuerda que si tienes alguna duda o pregunta te puedes comunicar a dudas@meralismorales.com.

También puedes leer: ¿Cómo planificar tus Finanzas?

Un abrazo,

Meralis

Comments

Add A Comment