fbpx

¿Cómo cerrar el 2019?

| |

En el momento en el que leas este post, estaremos pasando la Navidad, y haciendo espacio para recibir ya el 2020.

La realidad es que en mi Facebook personal, he visto cómo muchas personas mencionan que este 2019 fue un desastre en sus vidas y lo fatal que les fue.

Esto me ponen un poco triste, porque muchas veces las cosas no salen como queremos, soñamos o planificamos. Siempre algo “malo” va a pasar y tenemos que tener cuenta de eso. Antes era una persona super negativa, pensaba que si me pasaban muchas cosas buenas en cualquier momento ya venia a pasar algo malo. Entonces, no disfrutaba de lo bueno, pensando en lo malo que ya mismo venia.

Cuando comencé a mejorar mi vida espiritual, a contar más con Dios, a leer libros que me ayudarán a ver las cosas de otra forma, esos pensamientos fueron cambiando poco a poco.

Comencé a ser más agradecida, a valorar lo que está pasando al momento, a disfrutar el presente.

Cuando comenzamos a vivir el presente, hasta la ansiedad o preocupación del futuro desaparecen y te das cuenta que lo único que tienes asegurado, es lo que vives HOY.

El 2019, fue uno lleno de grandes logros para mí y mi familia, pero también donde tuve perdidas de personas que fueron valiosas en mi vida. A mediados de año tuve la perdida física de una gran amiga, a quien apreciaba demasiado, y un día enfermó y murió días después. Ese suceso marcó mi vida, porque me ayudó abrir los ojos de lo frágil que es la vida y que en cualquier momento dejamos este plano.

Sin embargo, esta muerte no puedo dejar que opaque todo lo lindo que tuve este año, esta amiga me daba muchos consejos de lo que estaba haciendo con mi negocio, me animaba mucho cada vez que me veía en los pasillos de mi trabajo. Esos son los recuerdos que siempre guardaré de ella, la confianza que me tenia en lo que hago.

En fin, son tantas cosas que pasaron este año que no puedo solamente concentrarme en todo lo malo, este año no comenzó fácil. En el colegio que tenia a Jeremy, casi todas las semanas pasaba algo con el, alguna maestra se quejaba, el hacia algo que no debía hacer…en fin…una cosa tras la otra. Hasta que sucedió algo que dice..¡Basta ya! tengo que hacer algo, ahí fue que comencé a ver la posibilidad de renunciar a mi trabajo y darle Homeschooling a mi hijo.

Logros del 2019

Fueron muchos…este año obtuve mi certificación como Coach en Finanzas Personales, pude renunciar a un trabajo que emocionalmente me tenia mal, pero que me gustaba mucho, pude quedar embarazada después de buscar este bebé por más de dos años. Estoy trabajando en lo que amo, creando contenido para ayudar a mejorar la administración financiera de los hogares en Puerto Rico.

Dedicarme a lo que amo, a estar más con mi familia, a trabajar en lo que amo…A PESAR de los retos que esto conlleva. Lo más “seguro” era quedarme en el trabajo que tenia, o conseguir otro pero quise arriesgarme hacer algo que jamás hubiese podido hacer sin el apoyo de mi esposo y mi familia.

Este análisis es lo que puedes hacer antes de que cierre este año.

¿Por qué hacer este análisis es necesario?

Cuando hacemos esta introspección abrimos los ojos a alternativas que podemos cambiar para mejorar nuestras vidas y lograr crear nuevos hábitos en las diferentes áreas de tu vida. No es fácil, ¡lo sé! pero ya debemos tener en cuenta que somos personas adultas, y que somos responsables de nuestra vida y de lo que tenemos en nuestras manos.

Seamos honestos con nosotros mismos, hagamos algo por nosotros mismos y dejemos las excusas a un lado para que tengas resultados diferentes. De nada vale, quejarte en las redes, con tu familia o con tus amistades, si te quejas sin hacer nada…¡¡no haces nada!!

¿Qué puedes hacer diferente este nuevo año?

  1. Toma las riendas de tu vida– decide en ser responsable con lo que haces y lo que no. Nuestra vida se basa en las buenas, malas decisiones y aquellas que no hacemos nada. Luego, estamos culpando la vida, a Dios, el destino, el mundo, o en lo que aparezca. Vamos a dejar la irresponsabilidad que muchas veces nos ata en el lugar que nos encontramos o la circunstancia que vivimos y repetimos, y al no hacer nada, seguimos con el mismo patrón o situación que nos estanca al lugar de donde queremos salir.
  2. Acción– vamos a movernos a la dirección de lo que queremos hacer o estar. La vida es NUESTRA, por lo tanto tenemos que ser responsables de tomar acciones que nos acerque a dónde nos queremos ver. Si te quejas y no haces nada, es porque así tu quieres que sea, porque probablemente te resignaste y no quieres sacrificarte para trabajar por lo que sueñas. Una vez escuché una frase que decía: “Si algo te molesta, muévete, no eres un árbol plantado” eso es muchas veces lo que tenemos que hacer para salir de situaciones o círculos viciosos. Tampoco quiero que mal interpretes mis palabras, porque si se trata de un trabajo donde lo necesitas para pagar tus responsabilidades, no te digo que salgas corriendo a renunciar, pero prepárate para hacerlo y establece unas metas que puedas ir trabajando poco a poco en ellas y verás cómo todo va a ir tomando forma hasta que finalmente lo logres.
  3. Organízate– cuándo lo hacemos podemos ver cómo todo va comenzar a moverse de acuerdo a lo que queremos hacer. Si no lo hacemos, simplemente nos conformamos en vivir día a día como venga, y sin tener los resultados que queremos, ¡ah! pero para quejarnos si…ahi si. Pues NO, ¡vamos! saca 30 minutos diarios para organizar tu próximo dia de trabajo y personal. ¡¡¡¡Créeme, vas a ver la diferencia!!!!

Espero que estas Navidades, y este próximo año que aproxima sea uno lleno de bendiciones para ti y tu familia.

Anterior

Ya se acerca Navidad, ¿estás preparada?

Comienza el 2020 de la mejor forma

Próximo

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.