Ep. 46 – ¿Cuantas veces seguiremos saboteando nuestro emprendimiento?

¿Cuántas veces nosotros mismos nos saboteamos todo lo que queremos hacer?

¡Muchas veces! A veces todo el mundo cree en nosotros, pero nosotros dudamos tanto. Eso también pasa en el emprendimiento, cuando tu ves que todo el mundo esta siendo “exitoso” que esta en todos lados, que están logrando tanto y tu, en el mismo lugar. La realidad es que tienes que dejar el papel de llorona, y de victima.

¿Cómo dejas ese papel?

Prepárate, lee, ve en búsqueda de conocimiento. El que no quiere aprender de algo, es porque simplemente no le interesa aprenderlo o porque no quiere. Muchas veces tenemos la respuesta en nuestras manos, o tan accesibles como nuestros teléfonos “inteligentes” que no accedemos a esa información y nos seguimos quedando atrás. Sal de todas esas aplicaciones que te están restando y ponte a leer, a mejorar tus habilidades para que logres ver la diferencia de tu proceso hacia el éxito.

No mires a los que están haciendo lo mismo que tu.

Al final, pueden hablar de lo mismo, pero no están haciendo lo mismo. Tu eres un ser aparte, tu personalidad no es la misma que la de nadie, tu forma de hablar de caminar…no la tiene nadie. Métela en tu mente y en tu corazón, memorízate esto, se que no es fácil porque a veces tendemos a mirar lo que están haciendo los otros y queremos hacer lo mismo y nos desenfocamos. No mires a nadie, escucha a tu audiencia, a tu cliente…ellos te dirán por donde necesita que los guíes. Si hay gente que te siguen, aunque sean 100 personas, agradece a Dios que te siguen y que creen en ti. Mete a esas 100 personas en un salón a ver si no vas a temblar de nervios.

Concéntrate en sacar lo mejor de ti, y seguir buscando lo mejor para tu audiencia o clientes.

Cuando sacas lo mejor de ti, y la gente lo percibe y lo siente, tu corazón se va a regocijar de tal manera que lo único que vas a querer es seguir trabajando en tus conocimiento y en tu voz interior que vas a olvidar lo que está a tu alrededor haciendo ruido.

Tu no sabes todas las cosas que han pasado esas personas para llegar donde están. Tu no has vivido ni la mitad de lo que ellos han vivido para gozar el éxito de lo que tienen ahora. Vamos alegrarnos por esas personas que están en la cumbre del éxito, porque aunque tu tengas que celebrar tus logros solos, la satisfacción de que eres diferente, NADIE te la va a quitar.

Add A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.