¿Qué importancia le das al dinero?

| |

Cuando hablamos de dinero, para muchas personas se le puede hacer difícil pensar que el dinero es bueno tenerlo, porque a veces a mi me pasa. 

Sin embargo, cuando analizamos el significado del dinero, realmente depende de cada persona, la crianza que tuvo y lo que le enseñaron o aprendió del dinero.

El dinero no es malo, al contrario, es bueno tenerlo y utilizarlo para las cosas que en realidad necesitamos, pero lamentablemente muchas veces escuchamos comentarios negativos del dinero o de las personas que tienen mucho dinero.

Cuando te pones a escuchar aquellas personas que se pasan con problemas económicos por años, o que están metidos en un hoyo profundo financieramente y no saben qué hacer, ¿Qué es lo que dicen del dinero? ¿Cómo se expresan de las personas que tienen dinero?

¿Tu te expresas así?

La realidad es que tenemos que tener cuidado como hablamos de cualquier tema, porque así es como estamos por dentro. Como nos expresamos, no habla de nadie, solo se refiere de nosotros mismos.

El dinero es un vehículo que puedes utilizar a tu favor, o en tu contra. Por lo tanto, simplemente NO es MALO.

Lo que tenemos mal, es la mala administración de nuestro dinero, el comprar compulsivamente, el no mejorar mis hábitos financieros, esos son comportamientos negativos que hacen ver el dinero como malo.

La realidad es que nosotros debemos estar claro en esa premisa, porque cuando estamos claros que dependiendo de lo que hagamos con el dinero es que definimos realmente lo que significa el dinero para nosotros.

Cuando estamos claros en nuestras mentes lo que significa el dinero, y lo que queremos hacer con el.

Hoy quiero que pienses en lo que piensas de la gente que tiene dinero, de la gente que tiene lujos, del dinero.

¿Cuántas veces gente adinerada han caído en la quiebra, y han resurgido nuevamente? Vuelven a tener una posición privilegiada, porque ya ellos saben cómo es dinero, lo bueno que es vivir con el dinero y eso no es una limitación.

Probablemente una persona adinerada tomó malas decisiones que lo llevaron a una quiebra, pero no fueron sus pensamientos, quizás fueron sus movidas financieras. Por lo tanto, debemos imitar a los ricos, pensar como ellos piensan, leer los libros que ellos leen, ver hasta cómo ellos caminan y aprender de ellos.

De esta manera nuestra mente limitante se expande y podemos ver oportunidades donde otros no la ven, dinero donde otros piensan que no hay, accionar cuando nadie quiere moverse.

Otra cosa que quiero que te preguntes hoy:

¿Qué te hace sentir el dinero?

No te quedes en el primer pensamiento que venga a tu mente, quiero que pienses en lo que realmente te hace sentir. 

Entra a la profundidad de tus pensamientos, eres de los que maldices a los “ricachones” porque son unos “beeeeep”

Si eres de los que piensas así de ellos, vamos a comenzar a eliminar esos pensamientos. Ellos no tienen la culpa de haber nacido en cuna de oro y otros trabajar y sacrificarse por lo que quieren y lograr se millonarios.

Analiza tus pensamientos limitantes que estoy segura de que ahí es donde comienza tu pobreza financiera.

Muchas de estos pensamientos son los que sabotean tus planes, pensamientos negativos que hay que arreglar y trabajar para mejorar la administración financiera y tener éxito con nuestro dinero.

¿Cómo comienzas a eliminar tus pensamientos limitantes?

Sencillo, cuando vengan tus pensamientos negativos hacia el dinero o hacia una persona que tiene dinero, declara en voz alta lo contrario a lo que estas pensado. 

Cuando comiences a ser uso y establecer este nuevo hábito, llegará un momento que lo harás automáticamente y empezarás a cambiar tu forma de ver el dinero.    

¿Qué otra cosa puedes hacer?

Alégrate por lo que otras personas han logrado, aunque NO los conozcas. Aunque veas a alguien que se ganó un premio en la televisión, o escuches que alguien pudo donar cientos de miles de dólares, ALEGRATE por esas personas y por los que reciban ese dinero. 

No reniegues eso que estas viendo, no maldigas con tus pensamientos o tu forma de hablar. Decir: “ay ya, como tiene dinero…claro que puede donarlo” “siempre el que menos necesita el dinero es el que se gana las cosas” 

Esa quejadera mental lo que hace es atrasarte en tus logros. Si vienen esos pensamientos a tu mente, contrarréstalos diciendo: “Tiene dinero para donar esa cantidad de dinero, que las personas van a recibir con mucho amor porque así lo necesitan” o también puedes decir, 

“Aunque no conozco a esa persona, debe estar pasando por una necesidad financiera que de seguro ese dinero que esta recibiendo será de gran bendición, que sea multiplicado”

Al principio NO es fácil, porque estamos rompiendo malas costumbres, pero a medida que pongas en practica esta forma de hablar y pensar, cada día se te va a hacer más fácil y no alejarás el dinero de tu vida.

Recuerda, el dinero no es malo, el dinero es un resultado de nuestro trabajo, de nuestro esfuerzo. 

La administración del dinero es el resultado de cómo piensas de el.

Cuando cambias la raíz de tus pensamientos, podrás tener frutos diferentes.

Si no sabes cómo mejorar tus finanzas o no sabes por donde comenzar, te comparto varias herramientas que puedes utilizar para dar tus primeros pasos:

Anterior

Alerta de tus Finanzas Personales

Que las deudas, NO nos separen

Próximo