No puedo ahorrar, ¡AYUDA!

En nuestra día a día a la mayoría de nosotros, no nos han enseñado a manejar correctamente nuestras finanzas, ni mucho menos ahorrar.

Más bien, no nos hablaron del ahorro y lo tratan como un tabú o simplemente no lo tratan.

Hemos sido criados en tener cuidado de nuestro crédito, más que de nuestro dinero o ahorros, y no, no es que esté mal, al contrario, es EXCELENTE. Sin embargo, hay que tener un balance de lo que tenemos.
Hay que tener cuidado de nuestras finanzas como un todo, dinero, ahorros, crédito e inversiones (y todo lo que tenga que ver con este tema)

Aún en las mismas instituciones financieras, lo que promocionan es que adquieras un crédito, y te ofrecen toda la gama de “beneficios” que pudieras obtener al obtener un producto de crédito. Lo lamentable de esta estrategia, es que no hacen lo mismo con los ahorros, no te ofrecen buenos intereses para que guardes tu dinero. ¡Claro que esto va a pasar! Porque donde las instituciones financieras obtienen su gran “chunck” de dinero son de los intereses que pagas de los créditos que te otorgan.

La cuenta no es atractiva, porque tendrían que pagarte por un dinero que esta ahí, “engordando” en intereses.

¿Qué es lo importante?

Saber lo que quieres hacer, si vas a cuidar más tu crédito, tus ahorros, tus inversiones…etc.

Cualquiera que sea tu decisión, es importante que la tengas clara y trabajes con ella.

Para mi, debería ser un balance del todo lo que tenga que ver con mis finanzas.

En mi caso, yo aprendí a usar el crédito, pero cuando no sabia manejarlo no lo usaba para nada. Recuerda que todo es un proceso de aprendizaje y control.

Otro punto importante que debes tomar en cuenta es: ¿Qué tus hijos están aprendiendo de tu manejo de dinero? ¿Qué modelo están siguiendo o van a seguir? ¿Estarías orgullosa de lo que ellos están aprendiendo?

La realidad es que no podemos utilizar la excusa de “eso no fue lo que me enseñaron” “no se cómo hacerlo”

No son excusas válidas, pues si llevas tiempo siguiéndome has tenido que aprender algo o si eres nueva en esta pagina, aquí vas a encontrar muchos artículos para mejorar tu calidad de vida financiera.

Por lo tanto, cero excusas…no te engañes ¡por favor! Al final del día, tu y solamente tu eres quién te vas a afectar y por ende tu familia, y precisamente es lo que no quiero que te pase.

Asume tu responsabilidad de las malas decisiones del pasado, pero, toma acción.

Crea el centro de comando (si no me haz escuchado hablar de esto, más adelante hablaré un poco en detalle) y atiende los asuntos que tienes que atender.

¿Cuáles son esos asuntos?

  1. Crear un fondo de emergencia
  2. Hacer tu monitoreo de gastos y presupuesto
  3. Organizar tus deudas y comenzar a saldarlas
  4. Invertir en tu desarrollo personal
  5. Buscar un buen seguro (para cubrirte a ti y tus propiedades)
  6. Ahorra tu salario para 3 a 6 meses

El ahorro es parte importante de tu vida diaria, si no haces un fondo de emergencia, cuando se dañe algo en casa o surja alguna necesidad de momento ¿Cómo lo vas a atender? ¿con la tarjeta de crédito? No, esa no debe ser una opción.

Lee este artículo que te enseñará a trabajar a construir tu fondo de emergencia.

El ahorro es lo más importante que podemos tener para lograr las metas financieras que queramos hacer.

No necesitamos lo que nos venden.

Estamos acostumbradas a que cuando sale algo nuevo, “lo necesitamos”

¡no! No lo necesitas, no caigas en esa trampa de comprar lo que te venden creando una falsa necesidad en ti.

¿Cuál es el problema de esto? Que cuando adquirimos algo que alguien más (compañía o persona) dijo que lo necesitamos, llegamos a nuestra casa o pasa algunas semanas de uso, y nos damos cuenta de que realmente NO lo necesitábamos.

Te lo digo, porque pasé por ese proceso. Así que cuando creo que “necesito” algo, espero un tiempo para ver si realmente lo necesito o son antojos que me surgieron de momento.

Oye, todas pasamos por eso y todas estamos en el mismo barco. Estamos siendo bombardeados por televisión, internet, promociones por correo, en la calle, etc. para que compres algo que NO necesitas con dinero que NO tienes.

Quiero que despiertes y no te desilusiones por tus malas decisiones ni por tu falta de voluntad. Por eso es importante que aprendas a que antes de comprar algo, detente a pensar y analizar lo que necesitas.

Incluso si puedes ir haciendo una lista de compras de las cosas que vayan dañándose, que necesites remplazar en casa o que simplemente quieras comprar para tu gusto. Así como hacemos para la lista de compra de comida en el Supermercado.

De esta manera, vamos ahorrando poco a poco para aquellas cositas que nos gustan, o caprichos que tener pero que ahora mismo no tenemos el dinero para comprarlo o tenemos otras prioridades.

A medida que pongas en orden tus prioridades financieras, vas a comenzar a ver diferencia en tu cuenta de banco, hasta en tus decisiones. Llegará el momento que tendrás todo esto súper claro, y que no caerás en tentaciones y tomar malas decisiones.

Aprenderás a decir que no, cuando no se puede y cuando quieras disfrutar de tu dinero, lo harás sin ningún tipo de remordimiento. Ahí es donde quiero que llegues, que tengas dinero para todo- que te tomará tiempo, ¡claro que si! Pero la paz mental que vas a tener cuando compres lo que quieras (necesitándolo o no) vas a estar tranquila y vas a poder disfrutar al máximo.

Sin embargo, todo esto es parte de un proceso de aprendizaje en el que debes estar dispuesta aprender y pasar por sacrificios que no todo el mundo quiere hacer.

Esto NO será para siempre, solo será hasta que aprendas del proceso y sepas manejar y administrar tu dinero.

¿No sabes como hacer o comenzar? Puedes obtener un checklist financiero para que comiences a dar los primeros pasos financiero.  Si te suscribes en la cajita que te dejo aquí abajo y CONFIRMAS tu entrada, vas a recibir tu checklist financiero, que te apoyará en tu proceso.

*No te preocupes porque no voy a bombardearte con SPAM

 

 

Add A Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.