fbpx

Que las deudas, NO nos separen

| |

En este día en el que celebramos la amistad, el amor y las cosas hermosas que se viven alrededor de estas dos. Tambien debemos tener en cuenta nuestras finanzas personales, para que esto no sea un tema de discusión durante nuestro matrimonio.

Llevar un matrimonio no es una tarea fácil, al contrario, es algo bastante sacrificado, pues muchas veces tenemos que dejar de hacer algo por esa persona que decidimos amar. En un matrimonio tiene muchas presiones externas, pero creo que más son las internas.

Hemos sido criados en diferentes hogares, costumbres, entornos, creencias, culturas…y si seguimos la lista no terminamos.

La realidad es que cuando decidimos unir nuestra vida con una persona debemos tener claro muchos temas y ahí debe estar incluido las FINANZAS.

Yo creo que si esta conversación no la tienes antes de dar el paso de unir tu vida con otra persona, debes poner en pausa esa unión hasta que puedas llegar acuerdos con tu pareja.

Una de los principales razones de separación en las parejas, es el dinero.

Si quieres evitar tener este tipo de discusión en tu casa, te voy a compartir algunas cosas que hice para evitar problemas con mi esposo referente al dinero:

  1. Comunicación– habla claro, dile a tú pareja qué quieres y qué no quieres referente al dinero. No exijas nada que no estés dispuesta a tolerar por la otra persona. Si no quieres que se gaste dinero en X articulo, pero sabes que a la otra persona le molesta que hagas lo mismo, pues no lo hagas y háblalo. La comunicación es clave en la pareja exitosa, y más en temas de dinero. Mientras más se sinceren uno con el otro, mejor será para su vida financiera. No presiones las conversaciones de dinero, no hagas sentir incomodo a la otra persona. Si la otra persona no quiere hablar de dinero, no lo hagas. Ve poco a poco trabajando el tema para que se vaya interesando. Puedes poner podcast de finanzas (>>puedes ir al mi ultimo episodio aquí<<) de esa manera puedes provocar la conversación. Quizás contradiga algo de lo que comparto, incluso cuando eso pase, deja que se desahogue y escucha. Parte de tener una buena comunicación, es saber en qué momentos debes callarte y simplemente analizar las palabras de la otra persona.
  2. Evita la infidelidad financiera– Sí, eso existe. Esto es cuando uno de los dos compra algo y no quiere que se enteren. Por ejemplo, una cartera espectacular que querías desde hace tiempo pero no querías escuchar a tu esposo protestando, porque tienes miles de carteras en tu closet que ya ni usas. Así que dejas la cartera en un lugar estratégicamente visible, para que la vea, pero que crea que lleva mucho tiempo allí. La mayoría de los hombres no se fijan en esos detalles, y muchas veces esto yo lo hice y pasaba desapercibida. Incluso, ellos ni dicen nada para no meter “las patas” para hacernos creer que no se fijan en cómo nos vestimos. Otro ejemplo, cuando estas en una farmacia o en una tienda que puedes sacar dinero de la misma transacción, y retiras $20 (o más) en la misma compra Pero cuando el está haciendo el cuadre de las cuentas, se percata de la transacción y claro, no dices que la compra original era de $14.44, pero como en el estado de cuenta dice $34.44, solo te limitas a decir: “ayyy es que las cosas están caras” UJUM!!!!! (Querida, yo he estado ahí…así que suave con los embustes!) No tratemos de engañar a nuestras parejas, sí hiciste un retiro dilo, sí hiciste una compra…también dilo. Recuerda NO hacer cosas que no te gustaría que te hicieran.
  3. Determinen un límite de gasto– Si ya están encaminados y quieren ver resultados con sus finanzas personales, establezcan un limite de dinero en sus cuentas de banco. Por ejemplo, yo siempre dejo una cantidad disponible en mi cuenta de cheques para cualquier situación Digamos que sea $200, aunque la cuenta tenga $398 ya mi esposo y yo tenemos la costumbre que cualquier gasto que tengamos que hacer debe ser menos de $200, sin importar que el balance de la cuenta sea más. De esta manera, cualquier pago en tránsito no se afecta y las cuentas no se sobregiran.
  4. Ahorren juntos– Cuando por fin puedas sentarte con tu pareja, hablen de lo que les gustaria lograr como matrimonio, como familia. La realidad es que como matrimonio deben tener metas, al igual que como individuos. Preguntale a tu pareja qué le gustaria lograr como profesional, persona y en familia. Esas metas escríbanla y trabajen en común acuerdo para lograrlas. De igual manera, pueden incluir el tema del ahorro. Explica lo que haz aprendido conmigo, ve poco a poco, comienza recomendando hacer un fondo de emergencia de $250 o de $500 (>>Leer: Como comenzar un fondo de emergencia<<). Lo planifican y trabajan juntos para lograrlo, cuando lo logren, celebren como pareja.

El matrimonio puede ser una pesada cruz o un viaje de aventuras y locuras. Depende de cómo lo quieras llevar, está en ti decidir cómo lo quieres llevar.

La felicidad y el amor, es UNA DECISIÓN. Si decidiste compartir con esa persona tu vida, no te rindas al primer problema que te enfrentes. Al contrario, lucha y trabaja para que nada, ni las deudas los separen.

Anterior

Ama el emprendimiento

Finanzas para universitarios

Próximo

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.