Lamento decirte adiós…pero respeto tu decisión.

Como quiera que sea, estaré aquí cuando desees regresar.

Un abrazo,

Meralis